Logo Background

Los autos electricos y los de bajas emisiones

  • Escrito por satirolokosatiroloko No hay comentarios Comments
    Ultima Actualización: Octubre 10, 2010

    PARIS.- Algunas cosas parecen no cambiar nunca. Otras, en cambio, se han modificado a una velocidad sorprendente.

    Al llegar al centro de exposiciones de la capital francesa, en la Porte de Versailles, nos recibe el mismo paisaje de los últimos 20 años, con la única modificación del año en el gran cartel, que esta vez dice, obviamente, 2010.

    París tiene ese encanto de lo que permanece; los grandes monumentos, siempre perfectos; sus calles y bulevares que invitan a recorrerlos una vez más, pero con el mismo entusiasmo de la primera vez; sus cafés, con las mesas como siempre, y las deliciosas vidrieras de las pâtisseries, tentadoras desde hace décadas.

    Sin embargo, ese placer que brinda encontrarse con lo conocido se pierde apenas cruzamos la puerta de entrada al salón del automóvil que se realiza en esta ciudad.

    En pocos años, el paisaje de una de las bellas más tradicionales y bellas del mundo se modificó de manera sustancial.

    Hasta hace pocos años, las grandes marcas hacían lo imposible por mostrar a tamaño gigante la velocidad o la potencia de sus modelos; hoy la tendencia es otra.

    Obviamente hay, y habrá, monstruos sagrados como Ferrari, Lamborghini, Maserati y otros. Pero sin llegar a ser una especie en extinción, esas máquinas que tienen como máxima aspiración la velocidad y la potencia en niveles extraordinarios, son minoría frente al avance, veloz e inevitable, de modelos en los que el tanque de nafta es cosa del pasado. Los eléctricos, de ellos hablamos, son una realidad palpable.

    Ya no son proyectos ni prototipos. Son modelos que están a la venta, o lo estarán en muy poco tiempo.

    La mejor publicidad de las marcas hoy es mostrar cuál gasta menos, y si la contaminación es cero, mucho mejor.

    Casi no hay stand que no muestre al menos un modelo híbrido.

    A esa novedad se suma, otra sensación extraña: el salón, si bien siempre impactante, carece del brillo de otros tiempos. ¿El motivo? Europa no pasa por su mejor momento y las consecuencias de la crisis que desde hace dos años golpea por aquí se hacen sentir mucho en la venta de autos, en algunos países con mayor dureza que en otros, como en España, que sigue muy en baja.

    Obviamente, no todo se reduce a la cuestión de la motorización, sea eléctrica o de potentes V8.

    El diseño tiene un papel destacado en esta megamuestra automovilística.

    Autos concepto o de producción, las marcas muestran sus nuevas líneas.

    ¿Las novedad más destacadas? En un repaso rápido hay que mencionar el Audi A7 Sportback, el nuevo BMW X3 y la nueva Serie 6, el Chevrolet Captiva con nueva cara, los Citroën C4 y DS4, el Ferrari SA Aperta, la versión híbrida del Honda Fit.

    Si hablamos de diseño, es importante mencionar el Renault Dezir, primer modelo realizado bajo la batuta de Laurens van den Acker como máximo responsable de diseño de la casa del rombo, y el nuevo Mercedes-Benz CLS, un auto que anticipa cómo serán de ahora en más las líneas estilísticas de los autos de la estrella.

    Pero es impensable hablar de motores sin pensar en las carreras, y este año se ha dado en París una situación bastante particular: el debut de tres modelos que competirán en 2011 en el mundial de rally. Se trata de los nuevos Ford Fiesta, Mini Countryman y Citroën DS3, todos en versión World Rally Car. Cada uno llegará a las pistas con distintas motivaciones. El Citroën DS3 será conducido por el piloto más ganador de la historia, Sebastien Loeb, que acaba de conquistar el séptimo título mundial, e intentará prolongar la supremacía de Citroën; el Fiesta verá si puede destronar de una vez al doble Chevron y terminar con siete años de frustraciones. Mini, con menos presión, regresa al rally mundial y dijeron que correrán algunas fechas de 2011 con la mira puesta en pelear el campeonato en 2012.

    Por el lado de los grandes sedanes se destaca el 508 de Peugeot y el nuevo Volkswagen Passat, la séptima generación del exitoso modelo y que por ahora no tiene fecha de llegada a la Argentina.

    Lo otro que también quedó muy claro es que los fabricantes de autos miran con mucha seriedad los mercados fuera de Europa. China, la India y el Mercosur son hoy plazas en alza.

    Eso queda muy en claro al ver la cantidad de modelos compactos, los de menor precio, en los que se está trabajando para que en esos nuevos mercados las ventas sigan en aumento.

    Por el momento, China se ha convertido en el mercado más grande del mundo y nada hace prever que eso cambie en los próximos años.

    Por Jorge Pandini
    Enviado especial de LA NACION

Dejar un comentario

Powered by WP Robot